lunes, 17 de marzo de 2014

Tagged Under:

¿Cómo fomentar la lectura en los más pequeños?

Share
¿Cómo fomentar la lectura en los más pequeños?
por: Thalie Ponce
http://www.revistafamilia.ec/index.php/articulos-de-la-vida-hoy/5972

ico_foto

Adelaida Jaramillo, de Palabra Lab, en Guayaquil, comparte sus secretos.
Leer permite sentir, imaginar, disfrutar y divertirse, mientras se va aprendiendo. En los niños, incluso puede ayudar a un mejor desarrollo psicológico. Eso sí, la lectura es un hábito que debe ser fomentado en los más pequeños, ya que, en muchas ocasiones, el interés no parte de ellos.
Adelaida Jaramillo, directora del centro cultural Palabra Lab, de Guayaquil, comparte 10 consejos para motivar a los niños a insertarse en el fantástico mundo de la lectura.
  • Hay que identificar La edad adecuada
Los niños deben acercarse a la lectura antes de ingresar a la etapa escolar. Nunca es demasiado pronto. Los bebés, por ejemplo, no leen alfabéticamente pero leen imágenes y se vinculan afectivamente al lenguaje gracias a la ayuda del adulto, siempre que él sienta placer por lo que está narrando. La emoción es la que se transmite al niño.
  • Las actividades son importantes
Hay que identificar cuáles son las actividades lúdicas que interesan más a los niños para que sean esas las que los acompañen en el momento dedicado a la lectura. Pueden ser: pintura, modelado en plastilina, juegos que fortalezcan vocabulario, la memoria, la creatividad o la concentración... habilidades necesarias para desarrollar hábitos de estudio.
  • las lecturas para iniciar
Dependen de la edad de los niños y de sus intereses. Estos se pueden reconocer conversando con ellos, estando atentos a las temáticas de los libros a los que se acercan y de los programas que más les atraen. Hoy los niños tienen la ventaja de tener al alcance una gran variedad de títulos y de poder acercarse a la lectura a través de autores ecuatorianos, sin excluir los clásicos.
  • El rol de los padres
El niño que ve a sus padres leyendo tiene más posibilidades de acercarse a la lectura positivamente, que el hijo de padres no lectores. Los adultos pueden utilizar al libro como un espacio de encuentro con sus hijos y acompañarlos en las lecturas. Si realmente no tienen tiempo para hacerlo, pueden buscar un lugar especializado en el que se mejore la calidad de las lecturas.
  • El rol de los profesores
Los profesores de lecto-escritura deben trabajar junto con los profesores de otras materias para lograr conectar un texto lúdico con otros contenidos. Lo ideal es que los chicos identifiquen siempre el momento de lecto-escritura como entretenido y no de obligación, que es una idea que puede marcar hasta la edad adulta. El profesor debe preparar las lecturas de manera que sintonicen con los alumnos. Para ello, el trabajo de prelectura es vital, porque es el que genera interés.
  • Generar el hábito
Así como los niños aprenden las tablas y los verbos, deben cumplir con un determinado número de páginas leídas a la semana, de esa manera se logra generar el hábito en ellos. A la lectura hay que darle el lugar que le corresponde, así como se da lugar a la alimentación, a la salud, al ejercicio. Leer es una parte importante de la vida.
  • Asociar la lectura con lo positivo
Es cuestión de creatividad hacer de la lectura una experiencia ágil con la que los niños se puedan reír y disfrutar. No hay que tener temor de que los niños se distraigan al estar rodeados de juegos de mesa, títeres, lápices de colores... solo hay que delimitar cuándo es el momento para cada actividad.
  • Los retos a superar
La lectura hoy compite con la inmediatez de lo audiovisual. Los niños identifican al cine y a la televisión como medios más rápidos, fáciles y entretenidos, y a la lectura con algo que requiere trabajo y dedicación. Ese es el mito contra el que los adultos tienen que pelear.
  • Aprovechar las historias
Los niños quizás no sienten tanto interés por la lectura en sí, pero sí por las historias. Con ellos hay que ser un buen narrador para despertar su interés; si esto sucede ya se ha logrado la mitad del camino hacia los libros.
  • Autores recomendados
Entre los escritores nacionales: María Fernanda Heredia, Leonor Bravo y Soledad Córdova. Escritores extranjeros como Taro Gomi, Anthony Browne y Michael Ende.
En definitiva, que los niños se interesen por la lectura implica un reto fascinante para los padres, quienes tienen la oportunidad de preparar una especie de herencia para sus hijos que les durará toda la vida.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿Dónde estamos?